Poco tiempo antes del inicio de la pandemia la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (FGSR) publicó un estudio sobre las visiones de los profesionales del sector español del libro en el nuevo contexto de cambios exponenciales.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez es socia del proyecto Aldus Up, una de cuyas líneas de trabajo es lograr una convergencia en los estudios sobre comportamiento lector en los diversos países de Europa.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez va a llevar a cabo una serie de actividades en colaboración con la Dirección de Lectura y Bibliotecas de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá (Colombia) para la formación y la investigación sobre asuntos de interés para los profesionales de la lectura.

Durante una serie de meses la FGSR ha venido trabajando en colaboración con FANDE y con una red de profesionales del mundo del libro en una serie de conversaciones e intercambios digitales, bajo la etiqueta de “Alianzas para el liderazgo editorial”, que ha cristalizado en la organización de dos jornadas de trabajo en READMAGINE. Tal y como se había trabajado en este proyecto se logrado crear una dinámica de trabajo europeo que cristalizó en el comienzo de junio en Madrid, en la forma de un encuentro sobre estrategias de innovación en el mundo del libro y en la generación de propuestas y recursos para los profesionales del sector. Esta alianza se orienta también a potenciar el liderazgo del sector del libro español a través esta iniciativa y gestación de la “conversación” en el ámbito europeo.

  • ¿Cuáles son las modalidades de lectura que deberían ser objetivos de las políticas?

  • Las políticas de promoción de la lectura solo pueden funcionar si se especifican las formas de lectura que se quiere promover.

  • ¿Qué supone una modalidad particular de lectura, representada por una “situación de lectura típica”, para los objetivos a largo plazo?

Christoph Bläsi ofreció en Readmagine 21 una muestra breve, pero inspiradora, de sus profundos conocimientos sobre la lectura. No es una sorpresa para este profesor de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia (Alemania) porque es uno de los expertos más influyentes en el campo del análisis de la industria del libro y la investigación sobre la lectura.

Blässi comenzó su presentación formulando la pregunta: ¿qué formas o modalidades de lectura existen hoy y cuáles de ellas deberían ser objeto de políticas de promoción de la lectura? La respuesta irá orientada por el siguiente principio: Las políticas de lectura deberían ayudar a las personas a lograr sus objetivos en la vida.

La hipótesis de Blässi es que «las políticas y medidas de promoción de la lectura solo pueden funcionar si se especifican las modalidades de lectura que deberían promover y si existe un ajuste claro entre estas formas y los objetivos a largo plazo destinados a …»

Modalidades de lectura

En el marco de una sesión dedicada a una posible nueva agenda europea para el fomento de la lectura, Blässi explicó lo que puede entenderse como “formas o modalidades de lectura” formulando las preguntas que se podrían plantear sobre cada situación de lectura con el fin de conseguir un espacio multidimensional; preguntas como:

  • ¿Qué se lee? (género del libro; periódico / revista, (blog) discusión,…) (contenido)
  • ¿Qué influyó en la elección del material de lectura?
  • ¿Se lee como parte de una tarea (educativa o profesional) o por placer? (finalidad)
  • ¿En papel o en una pantalla, o como audio? (soporte)
  • ¿Durante qué duración de una sesión de lectura?

Este espacio multidimensional de posibles formas de lectura es difícil de manejar y es por eso que Bläsi eligió una situación de lectura típica para poder continuar su exposición con el fin de ayudar al proceso de diseño, utilizando la categoría de las “personas” como se hace en la metodología del “design thinking”.

Ofreció algunos ejemplos:

  • Leer un título de ficción de género prestado en un libro impreso mientras se viaja (por placer).
  • Leer un clásico comprado de la literatura nacional en un libro impreso ´en un sillón de su casa´ (para el ocio).
  • Leer contenido educativo en una tableta en la escuela.
  • Leer un blog de moda en un teléfono inteligente en una pausa del trabajo (por placer).
  • Leer un periódico impreso prestado en un café (por placer).
  • Escuchar * un audiolibro suscrito de un clásico de la literatura nacional mientras se hace deporte (por placer).
  • Leer el título de un libro electrónico de ficción de género autoeditado en un grupo de lectura on-line (por placer).

Viendo este vídeo se puede seguir la interesante explicación y cómo Bläsi también se refiere a los objetivos a largo plazo de las políticas de promoción de la lectura. Utiliza esquemas inspiradores a los que denomina «signatures» de las formas de lectura o situaciones típicas de lectura, respectivamente. Estos diagramas tiene la vocación de ayudar a responder la pregunta: ¿Qué supone una forma particular de lectura, representada por una situación de lectura típica, para los objetivos a largo plazo de la persona?

Una de las conclusiones más importantes de la presentación de Blässi en Readmagine 21 fue su afirmación de que «es muy plausible suponer que cada una de estas diferentes formas de lectura requieren formas muy diferentes de políticas de lectura y medidas concretas de promoción de la lectura».

Christoph Bläsi (nacido en 1960) es profesor en la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz, Alemania (desde 2009); antes de regresar al mundo académico, ocupó altos cargos en edición digital y gestión de información estratégica en varias editoriales alemanas importantes (1992-2004).

Las áreas de investigación actuales de Christoph Bläsi incluyen aplicaciones de inteligencia artificial en la publicación, (en particular los aspectos económicos de esta tecnología), ediciones educativas, así como libros de cocina (siguiendo un enfoque que incluye Humanidades Digitales). En este momento, está involucrado en dos proyectos de investigación colaborativa, Aldus Up, la Red europea de ferias del libro financiada por Creative Europe, y AuROA, un proyecto financiado por el gobierno alemán sobre aspectos del libro de acceso abierto en las humanidades y las ciencias sociales.

Los estudios sobre comportamiento lector en Europa muestran grandes divergencias en cuanto a herramientas, periodicidad, dimensión de las muestras, las variables que se observan o, incluso, en torno a la propia definición de lo que es “lectura”.

La red Aldus Up ha fijado como pasos posteriores a este estudio presentado en la Feria de Bolonia, tanto la publicación de un documento sobre la delimitación del significado de “leer” en esta época, como una propuesta de metodología común europea.

El fomento de la lectura es un desafío en toda Europa y resulta difícil establecer comparaciones y obtener una perspectiva general, a pesar de la gran cantidad de estudios sobre comportamiento lector que hay en los diversos países. En un momento en el que se quiere lanzar una política de fomento cultural a escala europea debería ser posible contar con un diagnóstico común. La imposibilidad de disponer de esa información no solo se debe a que las encuestas se centren en aspectos divergentes de la lectura, sino, lo que es más importante, a que siguen enfoques metodológicos distintos.

La red europea Aldus Up, coordinada por la Asociación Italiana de Editores, ha fijado como uno de sus objetivos el abordar este desafío, para lo cual el objetivo establecido es el desarrollo de una metodología unificada de encuestas sobre hábitos de lectura y la implementación de una encuesta piloto que demuestre su operatividad real.

Este informe de partida ha sido publicado por Aldus Up y fue elaborado por la Asociación Noruega de Editores con el apoyo de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y bajo la coordinación del Departamento de Estudios del libro de la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez se ha implicado en el liderazgo de esta iniciativa desde la coherencia con su misión estratégica de construir capital de conocimiento en torno a la lectura y como aportación a la estrategia española que va a impulsar la Dirección General del Libro y Fomento de la lectura del Ministerio de Cultura y Deporte con el inminente Pacto por la Lectura. Se ha considerado relevante que la convergencia metodológica en Europa en sistemas de medición de comportamiento lector vaya de la mano de otras iniciativas que puedan surgir en el contexto del pacto y de políticas ministeriales para la promoción de la lectura y la innovación en el sector del libro, desde una mirada con alcance europeo.

Para la obtención de datos ha sido crucial el apoyo de la Federación Europea de Editores. La encuesta exploratoria -en forma de cuestionario en línea- se llevó a cabo en febrero y marzo de este año con el fin de obtener información sobre los enfoques metodológicos usados en las encuestas ya existentes en Europa. Se evaluaron los datos de un total de 24 encuestas sobre hábitos de lectura de 20 países europeos: Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, España, Suecia, Países Bajos y, fuera de la UE, Reino Unido, Noruega y Turquía. A esta evaluación se le sumó un análisis documental adicional.

Los resultados de la encuesta muestran un panorama muy divergente, con diferencias tanto en el enfoque metodológico general con respecto a la recopilación de datos y la composición de la muestra, como en el uso de las variables reales que miden o con los que se correlacionan los hábitos de lectura.

A continuación recogemos alguna de las características referidas a las metodologías y las dimensiones que presentaría el desafío de una unificación en los sistemas para estudiar el comportamiento lector en los países de la Unión Europea.

Entidades responsables

Las entidades que tienen la responsabilidad o la iniciativa en los estudios sobre hábitos de lectura se pueden agrupar generalmente de tres categorías principales, a saber, administraciones públicas, seguidas de asociaciones del sector del libro y organizaciones no gubernamentales. La recopilación de datos para las encuestas es realizada por las propias organizaciones o asignada a empresas externas de investigación de mercado.

Frecuencia

Se puede encontrar una heterogeneidad más amplia al observar la periodicidad de las encuestas: si bien la mayoría se realiza en intervalos de tiempo regulares, que van desde tan solo tres meses hasta cinco años. Las evaluaciones anuales son las más comunes. Aproximadamente un tercio de las encuestas se lleva a cabo de forma irregular y los últimos datos disponibles a veces se remontan a varios años. Teniendo en cuenta las anotaciones realizadas por algunos participantes, esta circunstancia, así como la ausencia total de encuestas sobre hábitos de lectura en algunos países, suele atribuirse a la falta de recursos presupuestarios o humanos.

Recopilación y presentación de datos

La misma conclusión se puede afirmar en cuanto a los métodos empleados para la recopilación de datos, los cuales se pueden dividir en dos categorías: el recurso más frecuente son las entrevistas personales, mientras que los cuestionarios es el instrumento menos utilizado. Al margen de esta dicotomía, algunas encuestas también utilizan una combinación de ambos métodos; al hacer esta integración de varias herramientas, pueden llegar a una gama más diversa de participantes de diferentes sectores de la sociedad y, por ejemplo, no excluyen a las personas mayores sin acceso a Internet.

Otro factor que podría dificultar el acceso y, por lo tanto, el uso y la comparabilidad de los datos recopilados de los estudios sobre comportamiento lector a un nivel internacional más amplio es que los resultados, generalmente, solo se publican en el idioma local del país respectivo. Solo en tres casos los resultados también están disponibles en inglés.

Muestra

También se ha detectado una gran discrepancia en términos del tamaño de la muestra: hay casos en los que se limita a algunos centenares y hay otros que llegan hasta más de 50.000 participantes (en casos excepcionales). No obstante, todas las encuestas se consideran representativas de la población – o parte de la misma, en el caso de encuestas especialmente centradas en la infancia- del país correspondiente. Para permitir una comparación entre diferentes segmentos de la población, se inquiere sobre variables sociodemográficas como la edad, el sexo, el lugar de residencia, el nivel educativo y el estatus socioeconómico, siendo las dos primeras las más utilizadas.

Variables

En cuanto a la medición del comportamiento lector real, las encuestas implementan una gran variedad de variables que dependen del objetivo específico de la encuesta en concreto. Las variables que se aplican en la mayoría de las encuestas son la cantidad de material leído (habitualmente, número de libros), la frecuencia general de lectura y el formato del material leído.

Formatos de libro

Al centrarse la mayoría de los estudios en la lectura de libros, el formato más común sobre el que inquieren las encuestas de hábitos de lectura es el de los libros impresos, seguidos de los libros electrónicos y, en la mitad de los casos, los audiolibros (aunque puede considerarse discutible si escuchar audiolibros también ha de ser considerado como actividad lectora). Por lo general, los diversos formatos se examinan por separado, ya sea formando categorías individuales o, con menos frecuencia, agregando más preguntas sobre un formato específico, como ocurre en el caso de los libros electrónicos. Además, algunas de las encuestas se centran en la lectura en el tiempo libre y excluyen especialmente ciertos tipos de libros, como son los escolares o los libros de texto universitarios.

Definición de lectura

Una pregunta clave cuando se analizan las encuestas sobre hábitos de lectura es qué incluye exactamente en el término “lectura”, ya que la lectura no se limita necesariamente a la lectura de libros. Si bien un tercio de las encuestas se refieren a esta “definición restringida” de lectura, la mitad de ellos también considera que leer periódicos o revistas es lectura y otro tercio incluye la lectura de webs o redes sociales.

Los próximos pasos

Teniendo en cuenta los resultados de este informe, el siguiente paso hacia el desarrollo de una metodología unificada para las encuestas sobre hábitos de lectura en Europa es promover la ejecución de una encuesta piloto. Antes de decidir el enfoque metodológico real y los parámetros como la forma de recopilación de datos, la composición de la muestra y las variables clave, es importante abordar la definición de lectura que debe aplicarse, ya que influye en gran medida en el diseño y en el resultado de futuras encuestas sobre hábitos de lectura. Por lo tanto, se generará previamente un documento de discusión sobre este tema y se compartirá con varias partes interesadas de la industria, las autoridades y el mundo académico para recibir aportes adicionales desde diferentes puntos de vista.

Aldus Up – Building Bridges in the Book World – es un proyecto de cooperación a gran escala cofinanciado en el marco del Programa Europa Creativa 2014-2020, coordinado por la AIE (Asociación Italiana de Editores).

  • Una vez más, ha sido una cita fundamental en el circuito internacional de eventos dedicados a la lectura y los libros, con la participación de más de 30 nacionalidades.

  • Cristalización de los grupos de trabajo para crear alianzas de innovación.

  • Presentación de tendencias y propuestas para medir y difundir el impacto positivo de lectura y libros sobre los ámbitos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez (FGSR), la International Publishing Distribution Association (IPDA) y la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE) organizaron un año más Readmagine, un evento dedicado a la innovación en la lectura y los libros, que se desarrolló desde el 31 de mayo al 3 de junio y contó con la ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte y de ACE.

En esta edición de Readmagine se abordaron los asuntos habituales de este encuentro sobre la innovación en la lectura y la industria del libro, pero se hizo hincapié en su impacto en otros ámbitos de la sociedad; en aspectos como la economía, educación, integración, ciudadanía, capacitación profesional o salud.

Readmagine fue creado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en 2006 como una reunión internacional de profesionales del mundo de la lectura y los libros, con la intención de generar ideas creativas a través del uso de herramientas de otras industrias y de estimular la adaptación de los profesionales mediante la presentación de modelos de innovación.

El programa de este año comenzó el 31 de mayo con una jornada dedicada al impacto del trabajo de las bibliotecas públicas sobre los objetivos de desarrollo sostenible (ODS de la Agenda 2030 de Naciones Unidas). Este día se organizó en tres bloques:

  • Inspiración: presentaciones a cargo de Anna-Maria Soininvaara, directora de la emblemática Oodi (Helsinki), Carlos García-Romeral, responsable del departamento de bibliotecas dentro de la Subdirección General del libro la Comunidad de Madrid y Alicia Sellés, Presidenta de FESABID.
  • Talleres sobre valoración del impacto: distribución en cuatro equipos para el trabajo con la aplicación desarrollada por la FGSR para valorar el grado de incidencia sobre los ODS de proyectos de lectura.
  • Grupos de trabajo sobre narrativas: los mismos equipos trabajaron sobre las ideas más relevantes para aprovechar la percepción de los impactos sobre los ámbitos de los ODS, con el fin de avanzar hacia un nuevo discurso de defensa de la biblioteca y de la lectura.

El 1 de junio se inició la jornada con la presentación del “Retrato de España para Frankfurt”, mediante una intervención de Mª José Gálvez -Directora General del Libro y Fomento de la Lectura (MCU)- en la que ofreció una gran cantidad de informaciones sobre los datos de comportamiento lector y de las principales variables de la industria del Libro, que caracterizan al próximo invitado de honor en la Feria del Libro de Frankfurt.

El resto del desarrollo de esta jornada consistió en la culminación de una dinámica de trabajo previo de colaboración profesional en torno a las “externalidades positivas” de la lectura y los libros, a través de la presentación de Tom Morris – GWI (UK)- centrada en las últimas tendencias en los comportamientos de consumo y de sus estudios sobre la influencia de los ODS y el impacto social en las pautas de uso del tiempo libre.

La consultora italiana Roberta Franceschetti -fundadora de Mamamó- aportó una visión heterodoxa y reveladora sobre las transformaciones que se observan en la relación de niños y jóvenes con contenidos digitales, así como las oportunidades para acceder a una explotación económica “transmedia” de las pasiones en torno a narrativas y las comunidades de fans que se van formando.

En las siguiente sesión se debatió sobre los diversos acercamientos para un impacto positivo en alguno de los ODS (de la agenda 2030) desde la mejora de los flujos de trabajo de la industria -a cargo de Arantxa Mellado (LiberExpress)- y de las bibliotecas – como segunda intervención de Anna-Maria Soininvaara (Oodi)-, centrados en la innovación y especialmente orientados hacia la acción sobre el clima.

Los desafíos de la Agenda 2030 para la industria del libro también fueron abordados desde la perspectiva de las nuevas competencias y del reciclaje de las destrezas tradicionales de los profesionales del libro a través de estrategias de formación. Nana Lohrengel -Directora de la Escuela de libreros de la Fundación Humberto e Elisabetta Mauri- presentó sus nuevas ideas, el lanzamiento de innovadoras líneas de trabajo en lo presencial y lo virtual. Monika Kolb -Directora del Mediacampus Frankfurt- también compartió la transformación generada desde las últimas crisis y sus programas para generar nuevas oportunidades y una impacto positivo de la que es la estructura educativa más potente que existe en Europa para la industria del libro. Rüdiger Wischenbart aportó una mirada crítica desde su experiencia en el proyecto europeo SIDT, precisamente centrado en la experimentación en torno a nuevos contenidos y metodologías de formación.

También se afrontó el desafío de llegar a equilibrios en los sistemas de préstamo de ebooks en las redes de bibliotecas públicas. Enrico Turrin -Subdirector de la Federación Europea de Editores- presentó el estudio encargado por dicha federación sobre el impacto del “e-lending” en los ingresos de editores y autores, así como sus efectos en las pautas de compra de ebooks en diversos mercados de Europa. Sus conclusiones fueron complementadas por la visión de Christian Schumacher-Gebler – CEO del grupo Bonnier para Alemania-. Junto a esta visión estrictamente editorial se ofreció un esquema abierto a diversas modalidades de negocio, a través de la presentación de Johanna Brinton -Directora para Europa y EMEA de Overdrive- que desgranó el papel de las plataformas de distribución de ebooks para bibliotecas.

Estas sesiones de la mañana se completaron con un bloque denominado como “Sandbox on Innovation- a través de presentaciones vespertinas de empresas innovadoras en el campo de la impresión bajo demanda (a cargo de Michaela Arnold y Aude Desbant, responsables de BoD) y del acceso a contenidos de editoriales independientes para bibliotecas académicas (a cargo de Alejandro Fernández Diego y Antonio de Marco, responsables de Unebook).

En la jornada del 2 de junio se desarrolló el International Digital Distributors Meeting, liderado por IPDA, tal y como viene sucediendo durante las últimas nueve ediciones. Esta jornada se relacionó también con los ODS y presentó un foco especial en el mercado sueco -como “paraíso” del modelo de suscripción- a través de una presentación de Erik Wikberg -Director de la House of Innovation de Estocolmo- en la que ofreció un panorama muy exhaustivo sobre las tendencias de un mercado en el que se suelen anticipar movimientos en el mercado.

Antes de esa presentación tuvo lugar la ya tradicional aportación de los datos del Barómetro del Libro Digital a cargo de Rüdiger Wischenbart, quien develó algunas primicias en la recogida de cifras, que matizan los escenarios tan optimistas de los años de la pandemia.

En la sesión siguiente se abordó el ámbito del acceso a la educación (Objetivo 4 de la Agenda 2030), desde la perspectiva de tres plataformas de distribución de contenido educativo. Gauthier Van Malderen -fundador y CEO de Perlego (UK)- presentó un modelo más orientado hacia el B2B, la explotación de datos y la canalización de contenido. Eduardo Yagüe – responsable de Global School Business en Odilo (España)-  y Marc Boutet– CEO de DeMarque (Canada)- se refirieron a las diversas líneas de actuación en torno a realidades culturales, sociales y económicas muy divergentes. En esta sesión se desarrolló un largo diálogo, alentado por las preguntas de la audiencia, bajo la moderación de Luis González (FGSR).

También se suscitó un debate en la siguiente sesión, moderada por Patxi Beascoa (Penguin Random House), referida a los modelos de “green publishing” como respuesta a los desafíos de la “acción por el clima” (Objetivo 13 de la agenda 2030). En esta conversación intervinieron Michiel Kolman – Vicepresidente de Elsevier (Holanda)- y Juan Mera – Director de Cadena de Suministor en el Grupo Planeta (España)-.

La última sesión de la mañana fue moderada por Arantza Larrauri -Directora General de Libranda (España) y se centró en los modelos de trabajo digital para potenciar la visibilidad y el marketing de los catálogos. Intevinieron Laura Di Giuseppe – Project Manager de Tandem Collective (UK)-, Nathan Hull – Jefe de Marketing y Estrategia en  Beat Tech (Noruega) y Andrew Rhomberg – Fundador de Jellybooks (UK)-.

En la segunda tarde dedicada al “Sand Box on Innovation” los proyectos empresariales protagonistas fueron las “Soluciones rápidas para tiempos de adversidad” a cargo de Fatima Bigeriego (Odilo – España), “Desarrollar nuevas formas para leer libros en los smartphones” por Niels ’t Hooft (Immer Systems – Holanda) y la presentación del modelo de Eudicom para potenciar los cómics en formato digital, a cargo de Luc Bourcier (Eudicom / Izneo – Consorcio europeo).

En la edición de 2022 se ha vueltp a producir la la alianza con EDRLab (París) para la organización de la Digital Publishing Summit en el viernes 3 de junio. Con esta jornada se cerró la semana en un entorno más digital, con presentaciones en torno a las novedades del estándar EPUB (que gestiona la organización parisina) y nuevas funcionalidades para audiolibros y accesibilidad.

Puede ampliarse la información en la web de Readmagine.

Inspírate con experiencias reales
Hazte con una nueva herramienta
Participa en la creación de un argumentario

No te pierdas la Jornada en Casa del Lector con presentaciones inspiradoras, grupos de debate y talleres sobre valoración de impacto. Desde las 9:00 a las 13:30 el 31 de mayo en Casa del Lector (Matadero/Madrid).

Recomendamos que vengas con un ordenador portátil.

PROGRAMA

9:00 Presentación


9:30 – 10:20
Bibliotecas y ODS: Inspiración de las buenas prácticas
Anna Maria Soininvaara – Library 10 Helsinki (trad. simultánea)
Carlos García-Romeral – Comunidad de Madrid
Alicia Sellés – FESABID


10:20 – 10:50

Pausa café


11:00 – 12:15

Taller sobre la valoración del impacto de los proyectos de lectura
¿Qué son las “externalidades positivas” de la lectura y por qué nos interesa valorarlas?
Aprovecha una aplicación de la FGSR para valorar y poner en valor tus proyectos.


12:15 – 13:30

Grupos de debate para generar una “narrativa” para las bibliotecas desde el impacto social
Sprint de debates para defender el papel de la biblioteca en la sociedad y seleccionar los argumentos más útiles para una narrativa de defensa del oficio bibliotecario.

Esta jornada se realiza en el contexto de Readmagine 

Se facilitará certificado de participación a quienes lo soliciten tras finalizar la jornada.

Curso presencial en Casa del Lector, organizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez para la Asociación de Editores de Madrid, gratuito y exclusivo para miembros asociados.

Contenido
Una editorial sólo puede competir con éxito en los mercados nacionales e internacionales si los metadatos de su catálogo son coherentes, completos y ricos. La calidad de los metadatos es determinante en el e-commerce de libros, sea cual sea su formato, ya que las ventas dependen de ellos: existe una relación directa y probada entre la calidad de los metadatos y las ventas de libros.
La utilización de los metadatos para posicionar los libros en librerías es la forma de marketing más barata y eficiente que existe. Por otra parte, el uso de los estándares e identificadores editoriales garantiza la visibilidad eficaz de los títulos en los mercados extranjeros.
En este taller identificaremos los errores más comunes a la hora de fijar los metadatos y cuáles son los metadatos más eficientes para exportar y vender en otros mercados, así como el sistema para utilizar los metadatos para destacar en los buscadores de las librerías y las herramientas necesarias para su correcta gestión y actualización.

¿A quién va dirigido este taller?
Los metadatos pueden marcar la diferencia entre vender o no vender, por lo que deben ser gestionados por profesionales con experiencia en la industria del libro: Editores, directores comerciales y directores de marketing son el perfil profesional más adecuado para sacar el mayor provecho a este taller.
Recomendamos este taller para editoriales con cierto fondo editorial –la actualización de los metadatos del fondo editorial reactiva las ventas de títulos que pueden ser longsellers– así como para editoriales pequeñas con problemas de posicionamiento en las librerías.

Recomendamos
Acudir con un ordenador portátil para aprender “manos a la obra” sobre los datos de tu propia editorial.

Docente Arantxa Mellado
Es una gran especialista en la materia y dirige una empresa que trabaja, precisamente, en el desarrollo de proyectos para la mejora del sector del libro en este ámbito.

Lugar y día de realización
Casa del Lector (Matadero Madrid). Paseo de la Chopera 14.
Viernes 13 de mayo, de 10:00 a 14:00.

Certificados
La FGSR emitirá certificados a todos los asistentes que participen en las actividades del taller.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez ha desarrollado un estudio cualitativo para indagar sobre las causas de los comportamientos actuales de los jóvenes -en edad adolescente- españoles en su relación con la lectura. Aunque se han realizado encuestas y entrevistas, la materia prima fundamental del estudio han sido los doce grupos focales en los que han participado casi noventa adolescentes.

El informe elaborado por al Laboratorio Contemporáneo de Fomento de la Lectura que puede descargarse en esta página presenta las conclusiones y aporta alguna hipótesis sobre la futura relación con la lectura y comprender cuáles son los estímulos o razones para leer y cuáles son las variables que influyen en mayor medida en su relación con la lectura de libros, sobre su voluntad, preferencias, estímulos, obstáculos y otros factores.

De un modo muy sintético, las hipótesis más relevantes para el comportamiento lector de los jóvenes que podrían formularse un escenario probable para estos próximos años:

  • Existe el riesgo de que los jóvenes construyan una percepción pobre y anticuada sobre el papel de la lectura en sus vidas.
  • La competencia de otras ofertas para ocupar el tiempo personal disponible es muy eficaz a la hora de definir ofertas de ocio atractivos.

En el trabajo de campo se ha detectado que los jóvenes tienen una percepción limitada sobre la realidad de la lectura, que se enfoca como  una actividad personal que relaja pero que genera aislamiento respecto a los demás y no se socializa con las amistades tanto como las series de TV que se están siguiendo. En buena medida, las referencias a lo que se ha sido leído o se está leyendo está perdiendo presencia en las conversaciones. La competencia por el  tiempo personal disponible es cada vez más eficaz por parte de lo digital, porque es un tipo de ocio basado en la interacción y socialización, así como por contenidos de breve duración y escasa exigencia cognitiva (a diferencia del esfuerzo exigido por la lectura).

Asimismo, se ha analizado el grado de impacto de las “mediaciones” de la lectura (escuela y biblioteca) desde la visión que se aporta por parte de los adolescentes.

En la última parte del estudio se recogen unas ideas para transitar desde ese escenario probable a un escenario deseable.

Esta investigación ha contado con la ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte.