Written by jbermejo

Mujeres y lectura

Las mujeres lideran la lectura de libros en España y lo hacen de forma muy acusada en el caso de los libros de ficción literaria. El LCFL ha publicado el documento que ofrece un análisis cruzado de los datos que hay disponibles en España y en otros países, acompañado de una reflexión histórica -a cargo de Inés Alberdi- sobre la imagen de las mujeres con los libros en la pintura occidental.

 

Este documento es el resultado del trabajo realizado en el LCFL durante 2018 y los primeros meses de 2019 bajo el epígrafe: ‘Taller: Mujer y Lectura”, compuesto por talleres, reuniones de trabajo y eventos abiertos al público:

Estudio histórico sobre la imagen de la relación de la mujer con la lectura antes de la era digital.

Análisis de los datos disponibles sobre comportamiento lector.

Referencia de contraste en un contexto cultural comparable.

Documentación sobre pautas de consumo cultural femenino en contexto digital y su relación con los nuevos esquemas del sector cultural y creativo.

 

En el documento se aportan unas conclusiones que parten de la primera diferencia notable entre sexos en cuanto a la composición de la población lectora de libros en el último año: el 57,6% de los hombres y el 66,5% de las mujeres leyeron libros.  A esta conclusión se añade la observación es que la diferencia entre mujeres y hombres se acentúa claramente en el caso de que se pregunte exclusivamente por la lectura por razón de ocio (no relacionada con trabajo o estudios). La proporción de personas distribuidas por sexos según la lectura de libros por motivos no relacionados con la profesión o estudios (han leído en el último año) es: el 49,4% en el caso de los hombres y el 62,3% de las mujeres; esto es, 12,9 puntos de diferencia.

 

Otra de las afirmaciones es que existe una evolución hacia cierta convergencia de los comportamientos lectores de la sociedad española con los que se venían observando en otros países del mismo entorno cultural y social: una considerable mayor fortaleza del comportamiento lector de las mujeres. Esta convergencia en cuanto al impacto de la variable del sexo es paralela a la convergencia que se observa en la proporción de población lectora frente al total de la población.

 

También es posible valorar esta diferencia según el sexo en función del segmento de edad. El Barómetro presenta un mayor impacto del sexo sobre la proporción de población lectora entre la población más joven. Lo cual puede formularse también de un modo alternativo: la diferencia en los índices de lectura entre mujeres y hombres es más acusada en los tramos de edad en los que el porcentaje de lectores sobre el total de la población es mayor son también (por ejemplo: casi 16 puntos en el segmento de 25 a 34 años, frente a tan solo 6,3 en los mayores de 65 años).

 

La parte femenina de la sociedad ha tenido que llevar a cabo un largo camino para vencer las exclusiones a las que se le ha sometido. Como explicaba Inés Alberdi en sus conferencias en el LCFL de la Fundación GSR, la plasmación en el arte del estatus de las mujeres muestra la evolución de una dinámica que comienza en siglos en los que las élites asignaban un valor, como plasmación de un estatus, a la relación entre las mujeres y los libros hasta la constatación de la diseminación hacia capas sociales mucho más amplias, tras el ascenso de la burguesía en el siglo XIX.

 

Parecería que esta evolución no tuviese un final, ni siquiera en nuestros días, cuando analizamos los datos que aportan los estudios sobre comportamiento lector más sólidos con los que contamos hoy. La primera conclusión incuestionable es que la variable del sexo de los encuestados es ahora relevante en cuanto a la lectura en España. Si bien hace quince o veinte años este factor no parecía ser un elemento significativo en los resultados sobre los comportamientos lectores, hoy es una variable que opera como la de la edad, el hábitat o el nivel de estudios, como criterio para elaborar el “retrato robot” de quien es más probable que tenga hábitos de lectura sólidos en esta sociedad.

 

Todas estas ideas y muchas más informaciones se pueden consultar en el documento que se puede descargar libremente desde aquí, como el resto de los trabajos y la serie de documentos que se publican bajo el sello Laboratorio Contemporáneo de la Lectura en Casa del Lector, que cuentan con la ayuda del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

0