La FGSR ha trabajado con el equipo de la BP Luis Rosales (Carabanchel, Madrid) para diseñar una nueva propuesta de valor de la biblioteca a la sociedad, que consiste en la movilización de las capacidades de ciudadanos con experiencia, pasión y tiempo personal que desean compartir. Esta oferta se potencia con una nueva concepción de la experiencia de usuario, a la que se unen dos apps para gestión de las capacidades del distrito y para la evaluación de impacto de los proyectos.

Para seleccionar este proyecto experimental, que se centraba en la transformación de la oferta bibliotecaria a través de la integración de activos de inteligencia y de experiencia que están en el distrito, la FGSR llevó a cabo previamente un trabajo creativo (con la metodología Design thinking for libraries) con el equipo que dirige Mayte Morata en esta biblioteca de la Comunidad de Madrid.

En el trabajo con los usuarios la FGSR ha seleccionado 8 conceptos compartidos y 8 dimensiones sin consenso, pero con alta capacidad de tracción para la biblioteca. A partir de esas hipótesis se definieron 5 perfiles o usuarios/persona.

Se identificaron cuatro tipos de desafíos para el desarrollo del proyecto, en las herramientas de comunicación, en la propia narrativa que se maneja, en los medios para inventariar capacidades y en el esquema de evaluación.

Ya está disponible el documento con el resumen de las orientaciones para el trabajo con este proyecto.