Readmagine 2020 ha conseguido adaptarse a la imposibilidad de reunir a los participantes en Casa del Lector como en ediciones anteriores mediante una estrategia de colaboración y digitalización, dirigidas a amoldar a las dificultades que se planteaban para un evento físico y muy basado en la interacción de unos profesionales con otros. La apuesta que implicaba bastantes riesgos ha catapultado a Readmagine como evento mundial, que durante estos días está congregando a 550 responsables y profesionales del sector del libro internacional.

Michel Tamblyn, presidente y CEO del grupo Kobo Rakuten, resumió la potencia de esta experiencia al finalizar su intervención el pasado jueves con la afirmación de su convencimiento de que tras la pandemia es inteligente priorizar la inversión en las personas en lugar de los espacios.

Mientras Tamblyn dialogaba desde Toronto con Luis González, director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, que se encontraba en Madrid y con Rüdiger Wischenbart, de Ebook World Report, que intervenía desde Viena, numerosos participantes interactuaban en un chat, lanzaban preguntas, accedían a un repositorio documental y organizaban interacciones entre ellos mediante el intercambio de perfiles profesionales que funcionan como una mezcla de Linkedin y las tradicionales tarjetas profesionales.

Readmagine es una experiencia de éxito y ahora un ejemplo un contexto difícil

Readmagine nació hace 15 años como un evento en el que se ponía en contacto a los profesionales del sector del libro con las herramientas y estrategias de otras industrias con el objetivo de potenciar la innovación. En Readmagine se ha trabajado siempre con la lectura, las bibliotecas o los libros con el objetivo de re-imaginar, inventar o reciclar. A partir de esta idea de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (FGSR) ha integrado a bibliotecarios con diseñadores de experiencias o a editores con la industria de los videojuegos. Para la edición de este año la FGSR ha ampliado su alianza de los últimos cinco años con IPDA (International Publishing Distributors Association) a la institución parisina EDRLab, para la fusión de Readmagine con la Digital Publishing Summit.

El desafío de los organizadores fue resuelto durante tres semanas de reflexión e investigación tras la declaración del confinamiento, la FGSR anunció que READMAGINE 2020 se llevaría a cabo en dos versiones: la edición digital del 1 al 12 de junio y la edición boutique en la última semana de noviembre.

La segunda gran decisión de FGSR, IPDA y EDRLab fue de la de cambiar el programa previsto para centrar buena parte de las presentaciones y debates en el impacto cultural e industrial de la pandemia. Por lo tanto, la Covid-19 se consolidó como un eje temático transversal para el desarrollo de esta edición tan extraordinaria de Readmagine.

En la primera semana de la versión on-line de Readmagine se ha vivido una explosión en el número de participantes que interactúan desde Australia hasta México y una gran cantidad de mensajes de apoyo y solicitudes de información sobre el método de diseño de este evento, adaptado a las condiciones de aislamiento y prohibición de los viajes.

Tal y como ha señalado un líder del sector del libro digital “el más difícil todavía” de los organizadores se plantea con la creación de tres grupos de trabajo en remoto, en los cuales se articulan equipos internacionales en torno a tres desafíos:

  • Transformación de los comportamientos de lectura tras la Covid-19.
  • Modelos de negocio viables en un nuevo contexto de aceleración de la digitalización.
  • Marco europeo de políticas públicas ante la competencia de las grandes plataformas en un mundo que se ha hecho más digital.

Estos equipos van a trabajar desde diversos continentes compartiendo plataformas de videoconferencia y de paneles interactivos en tiempo real. Los resultados de estos grupos de trabajo serán la materia prima para la otra versión de Readmagine en noviembre. Un encuentro presencial en Casa del Lector, que se ha denominado como Edición boutique porque se ha diseñado para la concurrencia de un grupo escogido y reducido de participantes, dadas las dificultades que se prevén para los viajes internacionales.

Busch sobre la innovación constante como una partida de ajedrez

Durante la primera semana de Readmagine se han desarrollado dos conferencias sobre el impacto de la pandemia en los comportamientos humanos. Desde una perspectiva antropológica amplia Verónica Reyero (Antropología 2.0) mostró el escenario sorprendente de las pautas de comportamiento durante el confinamiento y Olivia Valentine (Global Web Index) aportó un gran caudal de datos sobre los consumos on-line en los cinco continentes.

Otra de las citas más relevantes fue una conferencia impartida por Michael Busch, CEO del gigante alemán Thalia, quien dejó una “lección magistral” de cómo integrar una estrategia empresarial para potenciar los libros impresos y digitales a través de librerías y plataformas con una visión humanística sobre lo que implica la lectura y la innovación en un mundo que ha sido sacudido por la pandemia.

En una elocuente explicación en la que fue desgranando con transparencia las estrategias para consolidar la salud del grupo Thalia, Busch comparó el sistema de trabajo que utilizan con  un proceso en el que se desarrolla una partida de ajedrez en la que hay sucesivos desplazamientos del tablero. Una de las claves de este grupo en el último período se ha basado en la fluidez de la experiencia de los compradores a lo largo de los diversos canales comerciales.

Wichenbart y la aceleración de tendencias tras la pandemia

Rüdiger Wischenbart ha presentado su Ebook World Report, como en todas las últimas ediciones de Readmagine, pero este año ha incorporado datos específicos sobre el impacto de la pandemia en este mercado, a partir de una información muy sólida con datos de los mercados en lengua alemana.

Wischenbart es un colaborador habitual de Readmagine y en su intervención ofreció una serie de conclusiones sobre el mercado durante la pandemia, que se caracterizarían por una aceleración de algunas tendencias que él mismo había recogido sobre 2019, entre las que identificó:

  • Una presión para la reducción de precios en la oferta digital.
  • Un mayor uso alternativo y funcional de formatos digitales y analógicos entre los lectores, así como un fenómeno similar de fluidez entre libro y audiolibro.

A partir de sus datos su interpretación es que esas y otras tendencias venían de 2019 y los hechos excepcionales de 2020 podrían implicar una intensificación de las transformaciones.

Accesibilidad y modelos de suscripción

Cristina Mussinelli y Gregorio Pellegrino de la Fondazione Lia presentaron todos los elementos de su trabajo para aportar soluciones y estándares para la accesibilidad en el caso de distintas discapacidades a los libros digitales, así como los pormenores de su proceso de certificación como agencia colaboradora con los editores italianos.

Alexandra Borg y Erik Wickberg de la Stockholm School of Economics presentaron su estudio sobre el modelo de suscripción en el campo del libro. A partir de los datos del primer cuatrimestre del año 2020 ambos expertos concluyeron que se va a asistir a un impacto grande de la pandemia en el incremento de la facturación de las plataformas que trabajan con el modelo de suscripción en el mundo del libro (como ha ocurrido con la música y el cine).

En la segunda semana de la versión on-line de Readmagine se están desarrollando talleres y presentaciones sobre esquemas de lectura en la “nube”, herramientas para el control de la propiedad intelectual, apps para la lectura en diversos canales, Open Publication Distribution System para libros digitales y audiobooks, metadatos para la visibilidad de los libros, las narraciones visuales, flujos de trabajo editorial mediante AI, accesibilidad para libros escolares para niños dixlésicos, interoperabilidad de libros y la accesibilidad de los audilibros.