Campamento de Lectura se ha organizado desde 2013 como un conjunto de actividades para que, a través de nuestra mirada lectora, sea posible alumbrar un nuevo lector, no sólo literario, sino que también lea el mundo, la sociedad y el tiempo. En los meses de junio y septiembre Casa del Lector se convierte en un laboratorio de nuevas experiencias en torno a la lectura, entendida, no tanto como habilidad o destreza, sino como actitud vital, como forma de interpretar o comprender la realidad que nos rodea, para tratar de conseguir ciudadanos con pensamiento propio, analítico, crítico, creativo y solidario, es decir lectores del siglo XXI.

campamento_lectura_3

En sus diversas ediciones Campamento de Lectura ha avanzado en los siguientes terrenos:

  • Estimular la curiosidad espacial y la imaginación.
  • Favorecer el desarrollo de la memoria y el conocimiento.
  • Aumentar la capacidad de percibir y explorar todo aquello que nos rodea. Del análisis profundo surgen propuestas de modificación.
  • Investigar y aprender a observar el entorno desde otra perspectiva, a través de la experimentación.
  • Desarrollar la creatividad y la psicomotricidad fina (esto último en el caso de los más pequeños)
  • Desarrollar la capacidad de expresión, tanto gráfica como oral.
  • Desarrollar la inteligencia espacial.
  • Favorecer el descubrimiento personal de las habilidades de cada uno y desarrollo de las mismas.
  • Aprender y disfrutar del trabajar en equipo y la colaboración: escuchar, dialogar, negociar y proponer.
campamento_4

Campamento de Lectura se basa en una educación transversal, que promueve el aprendizaje en torno al proceso y en las metodologías learning by doing (aprender haciendo) y design for change (yo diseño el cambio).

Mediante distintos juegos y la elaboración de dibujos, construcciones, collages, y maquetas de distintas escalas (elaboradas en su mayoría con materiales reciclados), los niños trabajan e interaccionan con el espacio, experimentan con los distintos materiales y formas, con la luz, descubren la importancia de la estructura y comprenden el significado de la escala y la proporción. También elaboran construcciones ajustadas a su tamaño desarrollando así su capacidad espacial gracias a la relación con su propio cuerpo.

Gracias al trabajo en equipo se potencia el desarrollo personal de los niños, y valores sociales como la tolerancia, el respeto, la responsabilidad y la colaboración junto a otros individuales como el esfuerzo, la superación y la paciencia.

Se trabaja en grupos por edades

4 a 8 años / 9 a 12 años / 13 a 16 años/ 15 a 18 años