Antonio Basanta

En la conversación que mantiene Antonio Basanta, Vicepresidente y Patrono de la FGSR, con Luis González (Director de la fundación), afirma que ‘leer es siempre un traslado un viaje, un irse para encontrarse. Leer, aun siendo un acto comúnmente sedentario, nos devuelve a nuestra condición de nómadas’.

Esta nueva entrega de RELECTORES tiene como protagonista a una de las personalidades más relevantes del paisaje de la lectura en España durante las últimas décadas. Basanta ha sido una pieza clave en la concepción de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez como instrumento para el fomento de la cultura lectora en la sociedad y un trabajador incansable en la creación de proyectos innovadores y experiencias de calidad en torno al hecho lector.

Aquí desgrana una biografía como lector desde una infancia en la que sus primeros contactos más intensos con los libros coinciden con episodios de enfermedad, para componer una primera biblioteca en la que convivían Salgari con Stevenson y ‘siempre fuera del contexto escolar’ porque en su generación ‘la instrucción estaba por encima de la educación y la práctica era un imposible’.

Para Antonio Basanta ‘leer supone formar criterio, tener la capacidad de medir, en términos de verdad, cuanto leemos. Construir nuestro propio pensamiento’. Porque Basanta ha construido un conjunto semántico del concepto lectura que se basa en los siguientes elementos: Detenerse, observar, escuchar, interpretar, comprender, tejer, surcar, elegir, transformar, recrear, reanimar, asimilar y compartir.

En su decurso como lector ha tenido la suerte de integrar esa vivencia con la parte profesional, tanto como Consejero Delegado de un gran grupo editorial (Anaya) como en sus décadas como Director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, de la cual considera que su virtud es que el rasgo que siempre ha tenido es su ‘alianza con el futuro, su alianza con los territorios que aún no se han definido del todo’ y su contribución es que en estos momentos ‘por su independencia puede aprender del error’ cuando ‘lamentablemente en España hay una cultura muy penalizadora del error, lo cual nos lleva a posiciones de no riesgo o de comodidad, pero para conocer hay que arriesgar’.

La más reciente aportación de Basanta a la lectura es su último libro ‘Leer contra la nada’ (Ed. Siruela) en el que defiende que ‘nuestro siglo XXI puede llegar a ser el siglo de la lectura y de los lectores porque el pasado siglo xx lo ha sido de la alfabetización’. Para el protagonista de esta conversación la lectura ha sido siempre una acción de empatía, ‘ponerse en la condición del otro’ y por ello leer es mucho más que una destreza o una habilidad, ‘leer es un modo de estar en la vida’.