Ayer fue veintiuno de octubre de 2015 y no vimos coches voladores ni aeropatines por las calles. Tanto los guionistas como quienes vimos la película Regreso al futuro cuando se estrenó en 1989 probablemente considerábamos muy creíble la escena que encuentra Marty McFly cuando regresa a su propia ciudad después de viajar a través del tiempo.

El tema de la innovación, la industria del libro y la lectura se trata en el ebook Startup del libro, publicado por la Fundación, y que puede desccargarse gratuitamente aquí.

En una de las últimas páginas puede leerse lo siguiente:

La innovación de las empresas tecnológicas parece no venir tanto de la invención de nuevas tecnologías como de la combinación o sin precedentes de tecnologías ya existentes. Este es un concepto que, al parecer, se predica en la Apple University del cuartel general de la compañía en Cupertino. Este parece ser el signo de los tiempos y en buena medida un patrón de conducta de la innovación de las startups. Quizás por este motivo Jason Pontin, editor en jefe de MIT Technology Review, publicó en noviembre de 2012 un artículo titulado “¿Por qué no podemos resolver grandes problemas?”. Pontin se refería al sentimiento compartido entre muchos en Silicon Valley de que algo malo le había sucedido a la capacidad para resolver problemas importantes de la humanidad desde el programa Apollo en 1969. El resumen de esas ideas sería que internet está bien pero no es un gran avance, “nosotros queríamos coches voladores y lo que tenemos son 140 caracteres”.

Durante la Feria del Libro de Frankfurt 2015, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez participó en una sesión de ‘Pitch’ a cargo de diez startups del libro. En esta sesión los responsables de las empresas presentaron en siete minutos las ideas, procesos, soluciones, necesidades de financiación y propuestas de valor ante una docena de inversores de empresas de “venture capital” y un grupo muy reducido de expertos en el campo de las startups y la innovación del libro.

¿Qué significado tiene la idea de innovación a la luz de esta selección de empresas emergentes presentada en la Buchmesse? Las propuestas eran bastante variadas pero aún así es posible extraer tres líneas aplicables a la mayoría:

  • Se basan en soluciones tecnológicas para incidir de un nuevo modo sobre el mercado del libro.
  • Combinan aplicaciones tecnológicas con nuevos fines.
  • Se insertan en una cadena o en un modelo de negocio existente y en muchos casos su propuesta de valor opera como solución B2B o marca blanca.

Es precisamente esa última tendencia la que ayuda a explicar mejor el momento que vive la industria de contenidos culturales y el significado que presenta el concepto de innovación. Las ideas que han desarrollado las empresas emergentes que concurrieron al foro de inversores (Brainyoo, L-Pub, SilkCode, Libre Doc, Sourcerly, Beemgee, MyBook, Repetico, Flipintu e incluso la más heterodoxa LudInc) pueden operar como módulos de mejora en la cadena del libro, basados en la explotación de herramientas digitales.

Se trata de soluciones que no se han construido como planteamientos holísticos ni ‘invenciones de la rueda’ sino como transformaciones de ciertas experiencias e introducción de herramientas para dotar de mayor eficiencia el proceso de edición y venta de libros. Más propuestas de ‘marca blanca‘ y soluciones B2B que coches voladores.

 

En la entrevista que publicamos a continuación Wander nos cuenta más sobre su trabajo y sus experiencias:

 

La Red Urbana de Acciones Sociales y Culturales (RUAS) trabaja con actividades educativas con los jóvenes de las zonas de alta  vulnerabilidad social y económica desde hace doce años en el Distrito Federal. Hace 6 meses me propuse trabajar en la biblioteca del proyecto Jóvenes del Expresión, un espacio cultural gestionado por RUAS, con varias acciones para los jóvenes.

Entre sus actividades están la revitalización de la colección con álbumes de música, películas, documentales, cómics, revistas de cultura urbana, fotografías, autores de libros de la ciudad, entre otros, y planean el préstamo de videojuegos. Además promueve y difunde la nueva colección en eventos y festivales promovidos por RUAS y ha lanzado un cine club de realidad virtual hecho con gafas de cartón Google Cardboard.

 

¿Cómo crees que las bibliotecas pueden ayudar a los jóvenes en su desarrollo personal?

Cada vez estoy más convencido de que sólo el acceso a la información no siempre es suficiente para cambiar la vida de un joven. Creo que las experiencias son y pueden ser transformadoras. Y cada vez más, creo que la misión de una biblioteca en este contexto social es tratar de promover el encanto de la experiencia y la transformación. Creo que las bibliotecas deben ser realmente un lugar de encuentro, de intercambio, de la creación y la producción creativa.

 

Los jóvenes se alejan de la biblioteca en algunas ocasiones. ¿Cómo crees que podemos atraerlos de nuevo? ¿Nos podrías dar algunas pistas?

Creo que los jóvenes estan naturalmente en sintonía con su tiempo y lugar. Y cuando se dan cuenta de que una institución o alguien no está en línea, se alejan. Debemos preguntarnos si nuestras bibliotecas son espacios acogedores para los jóvenes. Y eso no quiere decir sólo que sea moderna y que los espacios estén bien equipados, sino hacer que nuestros jóvenes se sientan bienvenidos, con toda su diversidad, pluralidad, comportamiento y sus ideas. Eso significa que las bibliotecas deben dar voz y liderazgo a las propuestas de los jóvenes y promover sus propios temas.

 

Para ti, ¿lo digital es un aliado o un enemigo? ¿Nos darías algunos consejos sobre cómo la cultura digital puede ser útil para las bibliotecas?

Creo que este escenario en el que vivimos todavia es muy nuevo para llegar a conclusiones definitivas. Pero hay algo en lo que los expertos están de por unanimidad: la mediación es esencial para que el mundo digital sea un aliado de la transformación de la sociedad. En este sentido creo que la cultura digital puede ser una gran aliada de la biblioteca para desarrollar acciones de formación de lectores y para atraer a un publico más jóven.

 

Nos gustaría que nos transmitieras una experiencia bibliotecaria que consideres valiosa para la sociedad y nos expliques por qué lo consideres así.

Me gustaría compartir la experiencia de la Biblioteca Pública de la ciudad de Cruzeiro, en el Distrito Federal, que a través de la movilización de la comunidad y el Archivo Público del Distrito Federal, creó la Casa de la Memoria de Cruzeiro. Se trata de un espacio dentro de la biblioteca, para la memoria reservada de la ciudad, con miles de fotos, videos y otros objetos que cuentan la memoria de los habitantes de la ciudad. Para mí, lo más importante de esta acción fue la movilización de los residentes, que tomaron voluntariamente sus álbumes familiares y copias de videos de tiempo que se incluirán en la colección. La Casa de la Memoria hizo que el sentido de pertenencia de los residentes de la comunidad Cruzeiro para fortalecer aún más. Esta iniciativa dio la biblioteca el segundo lugar en el Premio de Buenas Prácticas e Innovación en Bibliotecas Públicas del Ministerio de Cultura de Brasil. He participado en esta iniciativa y considero la creación de este espacio de gran valor para la comunidad.

 

Estás participando en el Programa INELI, ¿qué experiencias y aprendizajes te gustaría destacar de él?

Primero, participar de el Programa INELI me brindó la oportunidad de una experiencia de inmersión fantástica con varias personas creativas de Iberoamérica. Esto ha sido increíble, porque una cosa es el estudio sobre un tema, otra cosa es vivir la experiencia de encontrar y vivir con personas que están transformando sus realidades a través de sus bibliotecas y acciones. Eso es inspirador. Creo que la experiencia de el Programa INELI con la educación a distancia es un gran paso en la formación de los bibliotecarios creativos e innovadores. Para mí ha sido un reto y una evolución en mi aprendizaje digital y grupo.

La experiencia del Programa INELI ha permitido conocer las acciones innovadoras, instrumentos y especialistas técnicos que se han comprometido a ayudar a forjar una red de personas comprometidas que quieren transformar el mundo a partir de su realidad.

 

Carola Gómez Rojas forma parte del grupo de líderes bibliotecarios que participan en un programa de formación de innovadores organizado por Cerlalc, en asociación con la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el apoyo de Bill & Melinda Gates Foundation.

Es una profesional muy comprometida social y políticamente. Perseverante, innovadora y creativa, dirige la Biblioteca Pública Pablo Neruda, que fue inaugurada en agosto de 2010 en la comuna de Independencia, Santiago de Chile. Su gestión en este centro comienza en el año 2012, desde entonces se ha llevado a cabo un importante trabajo de fomento lector y de extensión cultural.

La biblioteca es un espacio de más de mil metros cuadrados en el que se alojan varias colecciones: infantil, juvenil, general  y de referencia, además de cómic. Existe además el Espacio Francia, que se gestó con el Instituto Francés de Cultura,  como un espacio de integración e inclusión a los inmigrantes haitianos residentes en la comuna.

En ella no solo se realizan actividades de fomento de la lectura, sino que también se diseñan propuestas abiertas a otros campos de la cultura y las artes, teniendo en cuenta siempre los intereses de los usuarios y de la comunidad en general, además se desarrolla un importante trabajo en relación a los derechos humanos, con jóvenes y adultos, con talleres de formación, exposiciones y ciclos documentales.

Preocupada por  desarrollar programas y planes que concuerden con la misión y la visión de la biblioteca y de la gestión municipal, su experiencia de trabajo es una fuente de conocimiento muy interesante sobre la realidad chilena en el campo de la promoción lectora.

Destacar además el intenso trabajo que desarrolla como gestora social y cultural.

“Para mí las bibliotecas son espacios vivos, donde las personas van a buscar algo, y quizá no sepan lo que es, por tanto debemos tener todo a disposición. Creo que las bibliotecas son centros de desarrollo social y cultural, en ellas debe haber cultura, lectura, herramientas que permitan desarrollo económico, y lo más importante herramientas que permitan un desarrollo social y político a las comunidades, que permitan crear personas ciudadanas e informadas”

¿Qué supone para ti formar parte del grupo que participa en la experiencia INELI?

“Ser Ineli” es una experiencia humana y profesional que aporta, con su dinámica, a enriquecer absolutamente el nivel de las bibliotecas y de sus comunidades. Lo más maravilloso de INELI es aprender desde la experiencia, desde lo que saben los demás… Es compartir información y experiencia para hacer de nuestro trabajo en las bibliotecas un aporte desde lo social y cultural… Además, la innovación como concepto, como un todo, es una experiencia en sí. Imagina muchos líderes de innovación en bibliotecas, todos juntos ¡qué resultado!

Conocer experiencias de innovación, a veces tan sacrificadas, a veces tan sofisticadas, a veces tan simples que conmueven. Cuando conoces estas iniciativas profesionales quieres ser parte no solo ahora, ¡quieres ser parte siempre!, no quieres que acabe.

INELI para mí es como un programa de código abierto, y me considero una privilegiada por estar inserta en él.

¿Qué actividades para niños y jóvenes lectores tienen especial éxito en vuestras programaciones anuales? ¿Qué propuestas son las que más han sorprendido a los usuarios?

Siempre a los niños el cuenta cuentos es lo que les llama la atención, siempre.

Sin embargo hemos tenido este año actividades con mucho éxito, que han permitido que niños que no venían asiduamente a la biblioteca hoy sean socios permanentes: el teatro. Este año incorporamos el teatro no solo para ver teatro, sino que incorporamos el teatro como taller para niños, y les ha gustado tanto a ellos como a sus padres. El actuar, a los niños les abre un mundo nuevo de expresar emociones, de jugar, de leer… Además tuvimos funciones de teatro especialmente creadas para ellos, que además son un público de niños muy diverso, con muchos migrantes, esta biblioteca es una biblioteca intercultural!

Para jóvenes este año incorporamos talleres de escritura creativa: micro cuentos, rima (rap) y en un principio fue difícil enganchar a los jóvenes, sin embargo obtuvimos muy buenos resultados, este 2016, se repetirán.

¿Cómo es el panorama actual de la Literatura Infantil y Juvenil en Chile?

Durante las últimas décadas en Chile hemos visto un gran desarrollo editorial al respecto de la literatura para jóvenes y niños, tanto en las grandes editoriales (como Alfaguara por citar un ejemplo) en la mejora de la calidad de sus publicaciones, y también con la aparición de nuevas editoriales chilenas como Amanuta, y extranjeras como SM. Se ha abierto un interés claro por mejorar no solo la calidad de la lectura misma, sino que se apuesta además a las ilustraciones, y relevando al ilustrador al grado de importancia que efectivamente debe tener en cuanto al interés de los niños y jóvenes por la imagen. Vemos a diario el interés de los jóvenes que utilizan distintas formas de y para expresar (se) (los memes, por ejemplo) lo que claramente habla de la utilización de un lenguaje a través de imágenes que en los libros es la ilustración.

Por otra parte el interés desde DIBAM y desde otros organismos ligados a la literatura, por crear y proveer de nuevos servicios a las  bibliotecas, puntos de préstamos, cafés literarios etcétera, ha  ido respondiendo a la demanda por parte de los ciudadanos, que comprenden que la lectura debe comenzar desde la primera infancia, pero debe ser promovido con énfasis entre los jóvenes y adultos jóvenes que buscan además en la lectura un crecimiento intelectual.

¿Cómo afronta la red de bibliotecas de tu país la popularización de los nuevos soportes lectores?

Nuestra Red de bibliotecas, el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas (SNBP), ha ido a la vanguardia de los nuevos soportes, y en general de las nuevas tecnologías, aunque a mi parecer hace falta una política más clara al respecto de aquello, hacia donde van las bibliotecas y sus nuevos soportes, más allá de proyectos aislados un proyecto en red.

Ahora, claramente hay un trabajo y una voluntad profunda en términos de  inclusión y  democratizar el acceso, por ejemplo tenemos hoy la biblioteca digital de Chile, que ha venido a reforzar aquello, y brindando así un servicio a través de internet, con un amplio número de títulos técnicos, literatura chilena, universal, y además audio libros, todo de acceso gratuito. Además, existen algunas bibliotecas en las cuales se prestan libros electrónicos en dispositivos como tablets.

Por nuestra parte como Biblioteca Pública Pablo Neruda, de Independencia, estamos llevando a cabo un proyecto que se abrirá prontamente a la comunidad y es la primera biblioteca pública digital (presencial) de Chile y de Latinoamérica, en conjunto con Dibam, la Municipalidad de Independencia, y una importante empresa de telecomunicaciones. Esta biblioteca contará con todos los servicios imaginables en una biblioteca pero en formato digital, en un espacio reducido.

La biblioteca debe ser un espacio que entretiene, forma e informa, y los nuevos soportes son herramientas que sin duda dan al ciudadano, al lector, la posibilidad de todas ellas.

¿Qué títulos y autores marcaron tu infancia y adolescencia? ¿Cuáles crees que son las preferencias actuales de los lectores que pueblan las salas de vuestra biblioteca?

Mis autores favoritos pasan desde Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Aldous Huxley, Fiodor Dostoiesvski  y otros muchos,  y muy diversos como Carlos Castaneda; chilenos como Nicanor Parra, Jorge Teillier, Alejandro Jodorowski, Roberto Bolaño. No tengo libros ni autores favoritos, me gusta leer de todo, sin excepción, la lectura es conocimiento, es información, es cultura.

De mi infancia recuerdo haber enloquecido con Julio Verne, lo leí siendo pequeña, recuerdo un libro con mucha ilustración y fue mágico para mí. En mi periodo adolescente descubrí a Karl Marx, Bertolt Brecht, León Tolstoi, que desde lo social y lo político (en la amplitud del concepto), forjaron en mí una mirada profunda de la sociedad y de mi papel en ella. Y mi otro referente de adolescencia la poesía de Bob Dylan.  Además recuerdo haber leído el cómic de superman, y ha sido mi súper héroe desde entonces…

Al respecto de nuestra comunidad es bien variada la preferencia, sin embargo las novelas captan siempre más interés, además de la poesía de Neruda, debido al público que tenemos. También se presta mucho “Condorito” que es un personaje nacional, y que sigue siendo el libro más prestado, en todos los soportes. Para niños los libros de mayor préstamo son los libros que están dentro del plan nacional de lectura, sin embargo utilizamos variadas estrategias para que los niños lean también otros autores y títulos que no siempre son “obligatorios” y brindar un abanico de posibilidades para que de esta forma  sean lectores que puedan tener un más amplio conocimiento literario.

¿Podrías recomendar algunas webs, redes o experiencias compartidas, relacionadas con el fomento de la lectura con niños y jóvenes, que consideres imprescindibles para ayudar a otros profesionales?

De todas formas  www.lectylabred.com, que es sin duda una plataforma de aprendizaje para las personas interesadas no solo en la lectura, sino en la cultura y en el mundo bibliotecario, desde el compartir conocimiento, que debiese ser la premisa siempre. Encuentro experiencias, y formación en fomento lector, además ese compartir conocimiento desde las propias experiencias tan enriquecedor.

Algunas otras redes a las cuales acudo constantemente son,

http://cerlalc.org

http://fundalectura.org/

http://www.canallector.com/

http://www.plandelectura.cl/

http://territorioebook.fundaciongsr.com/

http://www.iberlectura.org/

Víctor Hugo Paz Juárez se autodefine como un profesional visionario, firmemente convencido de que la lectura interactiva es y será la forma más adecuada para poder crear nuevos lectores, pequeños y mayores, con pensamientos críticos y analíticos.

Desempeña su trabajo en la Biblioteca Nacional de Guatemala, Luis Cardoza y Aragón, una institución fundada a finales del siglo XIX que cuenta con secciones específicas para niños y jóvenes, colecciones históricas nacionales e incluso interesantísimos espacios orientados a lectores con discapacidades visuales.

Aparte de su labor como bibliotecario, en su afán por atraer a todo tipo de lectores diseña y participa de forma habitual en juegos lúdicos, charlas de lecto-escritura y actividades que ayudan a fortalecer los lazos de comunicación entre padres e hijos, a la vez que gestiona algunos de los perfiles en las redes sociales de la institución.

Por todas estas iniciativas, forma parte del grupo de líderes bibliotecarios que participan en un programa de formación de innovadores organizado por Cerlalc, en asociación con la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el apoyo de Bill & Melinda Gates Foundation. Sus respuestas nos ayudan a seguir modelando el panorama americano actual en la promoción lectora de norte a sur.

¿Cómo son los gustos y preferencias de los niños y jóvenes lectores que visitan vuestras salas?

Existe un libro llamado “El secreto del faraón”, es uno de los preferidos por los niños por sus imágenes desplegables y su propuesta de investigación, como si el lector fuese un detective. En su mayoría a los niños les llama la atención las historias con portadas creativas e imaginativas, y textos con vocabulario sencillo y comprensible. A los jóvenes les atraen especialmente los libros de romance y misterio, sin olvidar las historias y leyendas de Guatemala.

¿Existen iniciativas con respecto a diferentes soportes lectores en las bibliotecas guatemaltecas?

El arte de contar cuentos es un gancho atemporal que hemos utilizado y llama mucho la atención de los niños y niñas; además el biblio-ajedrez, que consiste en enseñanzas de ajedrez dentro de la biblioteca que enlazan con una invitación a leer durante un rato.

¿Qué títulos y autores marcaron tu infancia y adolescencia?

El principito, que me leían de muy pequeño aunque no comprendía completamente. Me fascinaba escucharlo y ser trasportado a esos mágicos lugares. Hoy, de adulto, no lo termino de comprender, pero lo sigo amando puesto que ahora me regresa a la infancia. Debo confesar que durante mi tiempo de adolescente no me interese mucho por los libros pero si en leer textos sobre dinámicas para jóvenes, de ahí descubrí la facilidad de palabra que poseía e inicie en mi biblioteca leyendo libros para los niños y con el deseo de atraer mas pequeños lectores, cree un personaje que hasta la fecha es conocido como #Vicocuentos, un narrador que motiva a los todos a leer de una forma amena y divertida.

¿Cómo es el panorama actual de la Literatura Infantil y Juvenil en Guatemala?

En Guatemala la educación siempre ha favorecido a unos más que a otros, por cuestiones políticas, pero durante los últimos años el esfuerzo de muchos ha ido dando frutos, los cambios y las actualizaciones de la era digital en el mundo han facilitado el acceso a la literatura y el aprovechamiento de estos recursos por parte de docentes, bibliotecarios y amantes de la lectura, han sido los motores para ir motivando a jóvenes y niños a que lean cada día mas.

¿Qué actividad consideras que nunca debe faltar en una programación orientada a pequeños lectores?

Los cuentos por medio de la narración oral, los niños aman escuchar los cuentos, además es un gancho para que ellos busquen una buena historia en cualquier biblioteca.

¿Cuál de las propuestas que se llevan a cabo en tu centro destacarías como la más exitosa?

El curso de vacaciones. Durante este periodo los chicos se la pasan de lo mejor, realizamos juegos de lectura, cuentos, manualidades tradicionales de nuestro país como hacer barriletes (cometas), visitas a museos o talleres de pintura, entre otras.

¿Qué ideas crees fundamentales para reforzar el hábito lector en el tránsito de la edad infantil a la adulta?

Conocer los intereses del niño, motivarlo con lecturas atractivas de actualidad y no forzarlo a leer temas aburridos, involucrar a los padres a leer junto con él y si es posible adquirir conocimiento sobre descargas de apps móviles para que la lectura les parezca algo moderno y acorde a los tiempos.