startup_del_libro

Startup del Libro

Más de 30.000 descargas hasta ahora
Descargar en formato:

El texto comienza con una conversación en la que los autores contrastan sus visiones en cuanto a la relación entre el nuevo negocio editorial y el impacto de las transformaciones en los comportamientos lectores. Precisamente Luis González se apoya en los hallazgos del programa experimental Territorio Ebook de la FGSR para subrayar la gran utilidad empresarial de conocer muy bien a los lectores, sus nuevos deseos y exigencias para el diseño de propuestas que realmente supongan una creación de valor. Asimismo describe el proceso de mutación impulsado por dos fuerzas: contenido multimedia y conectividad.

Luis González señala que así como la digitalización permite percibir un modio más intuitivo la disociación entre contenido y el objeto (al que hemos llamado también libro) supone una liberación para las bibliotecas, que les permite centrarse aún más en el sujeto lector en lugar de los objetos. Precisamente el tercer bloque de este texto es una propuesta de alianzas para la innovación entre bibliotecas y startups. El proceso de innovación surge de la unión de los siguientes componetes: el deseo del lector, la tecnología y la viabilidad económica. En esta parte González analiza las consecuencias que se pueden extraer del programa Nubeteca en el que la FGSR colabora con tres startups españolas para dotar de mayor calidad a la experiencia de lectura de los usuarios y ayudar también a las empresas en el aprendizaje estratégico y operativo.

González explica que en el proceso de “Just-in-time learning” del cual habla Eric Ries en “The lean startup” es mejor trabajar con usuarios o escépticos en el caso de valorar una propuesta (plano estratégico) y en cambio es más útil testar las mejoras de la experiencia (plano más operativo) con usuarios comprometidos o expertos. Este test que pueden ofrecer las bibliotecas se basa en una experimentación conjunta con los lectores que permite crear un servicio bibliotecario, pero también rediseñar una propuesta de valor.  En definitiva, para Luis González un sector industrial dedicado a los contenidos debería entender el valor que tiene no solo conocer a los lectores sino aprender y colaborar con ellos.

Por su parte Nina Klein se dedica en exclusiva a mostrar el actual comportamiento de la creación y captura de valor en el mundo editorial. Este análisis se realiza desde la perspectiva del cliente en un momento en el que se disuelven las fronteras entre la creación de contenidos y su recepción. La labor de los editores puede extenderse más allá de la detección de contenidos hasta llegar a los socios complementarios.

En este marco Klein subraya la importancia de los modelos de negocio basados en la contextualización y la individualización de contenidos, el suministro de metacontenidos para el marketing, las cooperaciones transmedia y el aumento de las pluralidad de las fuentes de ingreso.