Emiliano Martínez

Emiliano Martínez participa en las conversaciones de Relectores e incorpora su impresionante trayectoria en el mundo de la educación y la edición a la hora de aportar ideas sobre el hecho lector.

Licenciado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid y postgrado de Psicología, es actualmente Vicepresidente de la Fundación Santillana. Emiliano Martínez comenzó su actividad profesional integrando también la educación dando clases en la cátedra de Pedagogía Experimental e iniciando su trabajo en la editorial Santillana, en 1965. Allí ha sido director editorial, director general, consejero delegado y presidente.

Emiliano Martínez desarrolló toda su carrera profesional en la editorial Santillana, a la que se incorporó en los primeros años de la década de los sesenta con el objetivo de explorar el mercado de las publicaciones educativas. Jesús de Polanco le encomendó potenciar la adaptación al mercado argentino de las ediciones españolas dedicadas a la educación de adultos en la cual había trabajado. A partir de esa experiencia Martínez ha sido una figura clave para consolidación de un gran grupo editorial -Grupo Santillana- mediante la integración de un conjunto de sellos en un proceso que no se culminó hasta el transcurso de diez años.

Pasó por diversos puestos hasta convertirse en su presidente, cargo en el que permaneció hasta su jubilación en el año 2012. A lo largo de casi cincuenta años, fue testigo del desarrollo de la empresa y de su implantación en América así como la evolución del sector tanto en España como en Iberoamérica.

Pero junto a esta actividad empresarial su trayectoria profesional se ha completado con su protagonismo en las actividades del sector: fue vicepresidente durante más de diez años, de la Asociación de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), y vocal, vicepresidente y presidente de la Asociación de Editores de Madrid. También fue Presidente, en dos ocasiones, de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Desde esos desempeños ha sido siempre muy sensible respecto a la necesidad de potenciar los hábitos lectores y por ese motivo se volcó en la colaboración de la industria del libro en la colaboración con el I Plan de Fomento de la Lectura (2001-2004), lanzado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.