Linde recomienda la lectura de El banquero anarquista, de Pessoa

Luis María Linde, gobernador del Banco de España, destaca la diversa percepción que se tiene de un libro cuando se relee años más tarde, durante una conversación con Antonio Sáenz de Miera, en el marco del ciclo Relectores.

LEER MÁS...

Luis María Linde, Gobernador del Banco de España, destaca la diversa percepción que se tiene de un libro cuando se vuelve a leer años más tarde, durante una conversación con Antonio Sáenz de Miera, en el marco del ciclo Relectores. Linde está leyendo actualmente la biografía de Bismarck de A. J. P. Taylor (Birkdale, Lancashire, 1906) y una Historia Sagrada para niños de Saturnino Calleja, editada en los años veinte. La recomendación literaria que propne el Gobernador del BE es ‘El banquero anarquista’ de Pessoa (Lisboa, 1888).
La entrevista se realizó en el despacho de la máxima autoridad financiera española como parte de un programa que trata de recoger las miradas de lectores con una experiencia suficientemente larga y que también son personalidades relevante en la sociedad. 
Luis María Linde de Castro (Madrid, 1945) es un economista y funcionario español que desempeña la función de Gobernador del Banco de España desde el 11 de junio de 2012 y su interlocutor es, como siempre en este ciclo, Antonio Sáenz de Miera (Cercedilla, Madrid, 1935), doctor en Derecho y profesor de Política Social de la Universidad Complutense. Sáenz de Miera ha actuado también como la dirección de empresas y fue director de la Fundación Universidad-Empresa de Madrid.
Más lector de libros de Historia que de novelas
‘Yo leo pocas novelas’ señala Linde ‘fui un lector voracísimo, un lector compulsivo, pero con el paso del tiempo leo menos novela y más Historia’. De aquellos tiempos juveniles de lecturas compulsivas le han quedado como referencias Faulkner, Thomas Mann y los grandes novelistas francés.
En relación con las lecturas de la infancia son los libros de la británica Richmal Crompton (Bury, Lancashire,1890) con las aventuras de Guillermo Brown los que han dejado una huella más profunda y considera que se trata del personaje literario infantil  más importante del siglo XX: ‘He leído y releído las novelas de Guillermo Brown a lo largo de mi vida. Es un hallazgo fabuloso en todos los sentidos, incluso en sentido moral, un hallazgo imperecedero”.
Por otra parte Linde confiesa que nunca ha sido muy aficionado a la literatura fantástica porque siempre prefiere la realidad.
Amor a la lectura nacido en el seno de una familia lectora
El amor a la lectura que Linde ha tenido durante toda su vida no fue inculcado en el colegio sino que es consecuencia de un ambiente familiar de lectoras.
Como persona que considera a los libros como una parte esencial de su vida tiende a volver a ciertos libros. La relectura más frecuente de Linde es la de las obras de Josep Pla de quien se declara un devoto lector, a pesar de que cuando era joven ‘En mi ignorancia total, tenía la impresión de que era un escritor franquista’ y señala que eso le hacía no sentirse interesado. Sin embargo descubrió al ampurdanés durante unas vacaciones en las que se había quedado sin libros para leer y en una librería ‘vi en una estantería las Cinco historias del mar de Pla, empecé a leerlo y fue un flechazo inmediato’.
Una librería técnica en el despacho
El despacho en el que se desarrolla la conversación cuenta con una librería que no dispone de muchos ejemplares. Linde explica que es una colección compuesta en su mayoría por libros del oficio, libros técnicos que son parte del catálogo de la Biblioteca del Banco de España. Cuando cada Gobernador es nombrado se encuentra con ese mueble vacío porque al dejar el puesto el predecesor los volúmenes vuelven a la Biblioteca, hasta que quien le sucede solicita los títulos que necesita. Asimismo cada rector de la institución deposita en ese mueble los libros de su propiedad que estima conveniente.
La trayectoria de un servidor público
Luis María Linde se licenció en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y con 24 años consiguió un puesto de funcionario del Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado.  Linde fue Consejero Comercial de la embajada de España en la URSS y Secretario general Técnico del Ministerio de Economía. En 1983 fue nombrado subdirector general y jefe de Operaciones Exteriores del Banco de España y, en 1987, director general del Departamento Extranjero. Entre 2005 y 2008 fue director ejecutivo por España en el Banco Interamericano de Desarrollo.